Caraccterísticas de las niñas y niños de 3 a 6 años

Desarrollo psicomotor:

 

Consolida la formación del esquema corporal hasta llegar a identificar cada una de las partes segmentarias.

Incrementa el control del tono muscular y la respiración.

Perfecciona el equilibrio y la capacidad para orientarse en el tiempo y el espacio.

Aparecen el galope y el salto sobre un solo pie en sus movimientos y desplazamientos.

Adquiere una mayor conciencia de sus posibilidades corporales.

Afina sus posibilidades manuales (motricidad fina), que serán básicas para la escritura.

Matiza las posturas y las expresiones mímicas.

Incrementa en velocidad y fuerza las habilidades motoras.

Sitúa en el propio cuerpo la izquierda y la derecha.

 

Desarrollo cognitivo:

 

Muestra una cierta dificultad por diferenciar la fantasía de la realidad.

Organiza su pensamiento a partir de esquemas mentales sencillos y básicos.

Centra la atención en un solo aspecto de una situación (centraje).

Muestra incapacidad para captar que una operación puede tener una doble dirección (irreversibilidad).

Establece relaciones de causa-efecto con dos sucesos o aspectos que, en realidad, no poseen dicha relación.

Desarrolla la capacidad de comprender identidades y funciones.

 

Desarrollo del lenguaje:

 

Madura y crece hacia un lenguaje socializado.

Su lenguaje oral adquiere mayor expresividad y recursos simbólicos.

Emite frases habituales más complejas hasta llegar a tener entre 6 y 8 palabras cada una.

Crece su vocabulario básico hasta llegar a estar formado por, aproximadamente, unas 2 000-2 500 palabras.

Hacia los 4 años ha adoptado las reglas gramaticales básicas de la lengua materna.

Utiliza correctamente pronombres personales, plurales, tiempos verbales en pasado y algunas preposiciones.

Puede definir, alrededor de los 6 años, algunas palabras y reconocer algunos antónimos

 

 

Desarrollo personal-social:

 

Vive una etapa egocéntrica acompañada de una primera conciencia del propio yo.

Desarrolla el reconocimiento de su individualidad a partir de la identificación con los adultos.

Considera las acciones como buenas o malas según sean aceptadas o rechazadas por los adultos.

Basa su sociabilidad con los demás en la «ayuda unilateral».

 

 

Si quieres descargar o imprimir el documento pulsa aquí.